MEl Monocromo

Latest Project

Rin Rin

Design for the bar based in the Chapinero neighborhood in Bogota, inside the building where the artist and illustrator Sergio Trujillo Magnenat (1911–1999) used to live with his family.+ read more

Latest Entry

Dos mil catorce

El top 10 del 2014 según Juan Pablo.+ read more

Latest Obsession

Bluetooth stereo speakers

The newest addition to the studio, two speakers that pair via bluetooth. Amazing.+ read more

Latest from twitter

3_blog_saturacion

Saturación viral

09/06/10 by Juan Pablo Mejía

Internet juega un papel determinante en la difusión. El desbordante uso de las redes sociales en todas las páginas (independiente de su contenido) demuestra que tener una página corporativa es insuficiente, existen muchos frentes distintos para la información, y son estos los que están atrayendo a las personas. Existen unas redes sociales que han reconfigurado la manera como se mueven las personas a través de internet; facebook, twitter, flickr y youtube cumplen una función de integración de contenido a partir de sus capacidades y limitaciones. Todas buscan el intercambio de información entre dos vías, unas más directas y espontáneas, y otras mediadas por una serie de “capas” que se interponen entre la persona que crea el contenido y la que lo recibe. No es un misterio entonces que existan muchas posibilidades en estos frentes, pero la manera como se utilizan sigue siendo delicada y desconocida.

La reciente campaña política en Colombia ha demostrado que existen muchas personas dispuestas a unirse a una causa. Sus demostraciones, espontáneas, juegan con esa idea de comportamiento emergente, de cómo la participación social puede alcanzar nuevos límites y superar lo tradicional y (sobre/des) conocido en los medios de comunicación. El crecimiento del Partido Verde y su gran exposición en los medios de comunicación demuestra el poderío de internet, pero el desempeño real en la votación evidencia el desconocimiento de muchos límites. Suena obvio, pero son las mismas obviedades las que impiden observar más allá.


La redes sociales se han vuelto el capricho necesario de difusión, sin pensar qué se puede hacer realmente con ellas, o cuál puede ser su potencial particular. Hay que tenerlas, todas, porque si. Lugares comunes, aciertos potencialmente -muy- seguros que venden esa idea de estar montados en la vanguardia de la comunicación: el flashmob, la participación “espontánea” (y perfectamente acotada), el bombardeo web. Pero existen límites. La manera como se estimula la participación no garantiza un proyecto viral (otro lugar común hoy en día), seguramente traerá personas interesadas, pero eso no es una garantía de éxito. Tampoco es una garantía del perfecto traslado al plano real, el Partido Verde quedó humillado frente al desempeño del Partido de la U en las pasadas elecciones. Pero esta entrada no busca centrarse en política, sino en cómo el uso de las redes -hoy- está limitando (y desconociendo) su potencial. Llenar el wall de facebook con mensajes, una y otra vez, que a su vez se copian y pegan en twitter, y que se repiten a lo largo del día matan la aparente espontaneidad de las redes sociales. Si, tienen miles de seguidores en cada red, pero ¿es eso directamente proporcional a la sobre-saturación de mensajes?

Es importante preguntarse entonces ¿cuáles son los límites de las redes sociales? ¿existirá algo así como la saturación viral? ¿estaremos viviéndola ahora? ¿cómo se pueden definir entonces estrategias de comunicación exitosas sin caer en la sobresaturación de información? Estas pasadas elecciones han demostrado que, buscando una causa puntual (nada menos que la presidencia de Colombia) se pueden utilizar todos los cartuchos sin escrúpulo alguno. No todas las estrategias van encaminadas hacia el poder, hay otras que buscan establecer mecanismos de difusión e interacción como el de Esteman, donde hemos explorado la relación entre las redes sociales, la generación de contenido y el diálogo que se establece entre el cantante y su (potencial) público. Lo que sucede hoy en la red plantea entonces (muchos) cuestionamientos importantes, hay que buscar entenderla junto con sus redes sociales, porque no todos los proyectos son iguales, ni deben ser caprichosos.

Falta todavía mucho por explorar.